Reglas de la Revolución Dietética

 

No cuentes las calorías.

 

Come tanta cantidad de las comidas permitidas como te sea necesario para evitar el hambre.

 

No comas cuando no tengas hambre.

 

No Creas que debes terminar todo lo que tiene el plato , sólo porque está ahí.

 

Bebe tanta agua como requiera tu sed.

 

Son preferibles las comidas pequeñas y frecuentes.

 

Si sientes debilidad a causa de una rápida pérdida de peso, quzás necesites sal.

 

Toma cada día una píldora vitamínica extrafuerte.

 

Pasos mecánicos antes de empezar

 

Deja de tomar ciertos fármacos antes de empezar esta dieta: 

ANFETAMINAS. Debes dejar de tomarla al menos dos semanas antes de que comiences la dieta.

DIURÉTICOS. Debes dejar de tomar una semana antes de iniciar la dieta. Incluye algunos medicamentos para la presión sanguínea que contienen diuréticos.

 

Ten a mano las siguientes vitaminas:

CALCIO, por si llegaras a sufrir calambres en las piernas.

POTASIO, por si llegaras a sentir fatiga.

 

Debes tener un paquete de Ketostix cuando comiences la dieta. Se venden en las farmacias como "tiras de prueba" o Ketostix. Aunque su uso no impide hacer la dieta correctamente, sirve para ir controlando el avance, lo que te dará confianza en que los resultados son los que estabas esperando.

 

Ubica una pesa o báscula que puedas volver a usar durante el tiempo. Es importante que sea la misma para que tu peso no se vea alterado por los cambios de instrumentos que a veces están calibrados de distinta forma. Pésate y mide la circunsferencia de tu abdomen a la altura del ombligo. Anota la fecha y hora para que en siete días más a esa misma hora vuelvas a pesarte y medirte.